Sobre ansiedad

Todo el mundo experimenta ansiedad, forma parte de nuestra configuración genética. Es una herramienta útil de supervivencia. Nos prepara para afrontar eventos que consideramos importantes para nuestra vida o nuestro bienestar, manteniéndonos activados y enérgicos en dichas situaciones.

El problema surge cuando la ansiedad ocupa una gran parte de nuestro tiempo y nuestra vida,  algo tremendamente frecuente, convirtiéndose entonces en una pesada carga que nos aporta sufrimiento y malestar principalmente, más allá de ser una herramienta útil proporcionada por la naturaleza para afrontar peligros.

De la continua experiencia de ansiedad surgen diversos tipos de comportamientos y consecuencias, como obsesiones, crisis de ansiedad, agorafobia, depresión, por citar algunas.

Según mi propia experiencia, un modo eficaz de eliminar la  innecesaria de nuestras vidas es mediante la correcta práctica de mindfulness o atención consciente.

 

¿Te ha gustado? No dudes en compartirlo.